Datacenters ¿Para qué tipo de empresa es cada Tier?

Los Datacenters se clasifican en diferentes niveles o tiers, que indican el nivel de disponibilidad, redundancia y capacidad de soportar fallos. 

Esta clasificación es esencial para determinar qué tipo de infraestructura es adecuada para las necesidades específicas de una empresa. A continuación, exploraremos cada tier y recomendaremos qué tipo de empresas o casos prácticos deberían considerar cada uno de ellos.


Tier I: Básico

Este es el nivel más simple y básico. Proporciona la infraestructura necesaria para soportar un centro de datos sin redundancias. Esto significa que hay una sola fuente de energía y una sola distribución de enfriamiento sin componentes de respaldo. La disponibilidad esperada es del 99.671%, lo que puede resultar en una interrupción anual de alrededor de 28.8 horas. 

Características:
  • Disponibilidad: 99.671% (aproximadamente 28.8 horas de inactividad anual).
  • Redundancia: No tiene redundancia de componentes.
  • Mantenimiento: Necesita ser completamente apagado para realizar mantenimiento.
Tipo de empresa o caso práctico:
  • Empresas: 
    • Pequeñas empresas con presupuestos limitados.
  • Casos Prácticos: 
    • Startups o negocios locales que no dependen críticamente de la disponibilidad continua de sus servicios y pueden tolerar cierto tiempo de inactividad. Ejemplos incluyen pequeñas tiendas en línea y servicios de TI locales.


Tier II: Componentes Redundantes

Además de las capacidades del Nivel I, el Nivel II incluye componentes redundantes (por ejemplo, generadores y UPS) que proporcionan una mayor seguridad contra fallos. Esto ofrece una mejora en la disponibilidad, llegando al 99.741%, que se traduce en aproximadamente 22 horas de interrupción al año. 

Características:
  • Disponibilidad: 99.741% (aproximadamente 22 horas de inactividad anual).
  • Redundancia: Componentes redundantes para alimentación y refrigeración.
  • Mantenimiento: Puede realizar mantenimiento sin apagar todo el datacenter, pero puede haber interrupciones parciales.
Tipo de empresa o caso práctico:
  • Empresas: 
    • Empresas medianas que requieren una mayor fiabilidad que un Tier I pero aún con restricciones presupuestarias.
  • Casos Prácticos: 
    • Organizaciones que necesitan mantener operaciones de TI más estables como oficinas de abogados, consultorías, y empresas con servicios online que pueden tolerar interrupciones breves.


Tier III: Mantenimiento Concurrente

Este nivel no solo cuenta con redundancia en todos los componentes críticos sino que también permite que cualquier componente pueda ser retirado para mantenimiento sin afectar los servicios del centro de datos. La disponibilidad es de un 99.982%, con interrupciones de solo 1.6 horas al año. Es adecuado para negocios que necesitan acceso constante a sus aplicaciones y datos. 

Características:
  • Disponibilidad: 99.982% (aproximadamente 1.6 horas de inactividad anual).
  • Redundancia: Sistemas redundantes y caminos de distribución duales.
  • Mantenimiento: Permite realizar mantenimiento en cualquier componente sin afectar las operaciones del datacenter.
Tipo de empresa o caso práctico:
  • Empresas: 
    • Grandes empresas que necesitan alta disponibilidad pero no pueden justificar el costo de un Tier IV.
  • Casos Prácticos: 
    • Compañías financieras, grandes corporaciones con sistemas de misión crítica, y plataformas de comercio electrónico que requieren alta disponibilidad y tiempos de inactividad mínimos.


Tier IV: Tolerante a Fallos

Este es el nivel más alto de centros de datos. Además de tener todas las características del Nivel III, puede tolerar activamente una falla significativa o un incidente sin impactar los servicios críticos (como un corto circuito en un componente eléctrico). La infraestructura completamente redundante y tolerante a fallos asegura una disponibilidad del 99.995%, lo que equivale a solo 26.3 minutos de interrupción al año. 

Características:
  • Disponibilidad: 99.995% (aproximadamente 26.3 minutos de inactividad anual).
  • Redundancia: Totalmente redundante, incluyendo fuentes de alimentación independientes y múltiples caminos de refrigeración.
  • Mantenimiento: Permite mantenimiento y fallos no planificados sin afectar las operaciones.
Tipo de empresa o caso práctico:
  • Empresas: 
    • Corporaciones globales y entidades que no pueden permitirse ningún tiempo de inactividad.
  • Casos 
    • Prácticos: Bancos, compañías de seguros, servicios de salud, y grandes proveedores de servicios en la nube que requieren la máxima fiabilidad y disponibilidad.


3 Listas de Ciberseguridad para Empresas: Básica, Avanzada y para Ingenieros